A la tailandesa o la filosofía budista en Tailandia

July 17, 2018

Un viaje de fin de carrera no tiene por qué ser solo unos cuantos días de playa y fiesta, que también, sino una manera perfecta de descubrir nuevas perspectivas y conocer otras formas de existencia que enriquezcan la propia… Vamos, ¡ver mundo! Por eso, si vas a viajar a un destino tan exótico y diferente como es el país de las sonrisas te recomendamos que abras bien los ojos y escuches con atención, tanto de oído como de corazón. Porque viajar siempre te hace crecer, hoy hablamos sobre el modo de vida tailandés y su filosofía budista.  

 

Lo primero, uno cuantos datos para situarnos un poco. En Tailandia, al igual que otros países del sudeste asiático como Sri Lanka, Laos, Camboya y Myanmar, la mayoría de la población son budistas. Ya sean practicantes o hayan crecido con esta cultura, esta popular religión filosófica impregna su existencia y esto se refleja en muchos aspectos como el carácter, la actitud ante la vida o incluso la alimentación. Tailandia, es una tierra muy bella por muchas razones: buen clima, bellas playas, naturaleza salvaje, comida sabrosa… Pero una de las cosas que más destaca es su gente. Este “je ne sais quoi” siamés es el que atrae a muchos viajeros y que llama tanto la atención a los occidentales. Es, sin duda alguna, uno de los motivos por los que muchos extranjeros deciden hacer de este su primera o segunda residencia. Pero, ¿en qué consiste esta filosofía? Pues, si intentamos resumirlo brevemente, se trata de no complicarse la vida. Una mezcla entre los climas tropicales y el estado zen, herencia de los legados del príncipe Siddharta Gautama. Ahí está, quizás, la clave para desentrañar esas sonrisas. Su felicidad y la forma en la que hacen de la calma todo un estilo de vida. En el país asiático, muchas el ritmo de vida y muchas cosas van a sus propia velocidad. Y esto no es algo malo, simplemente diferente. Muchas veces, es mejor hacer una cosa detrás de la otra, en vez de intentar abarcarlo todo a la vez o el famoso ‘multitasking’ tan habitual hoy en día. Y es que el dos va después del uno, y lo mismo con el tres. Pasito a pasito y sin prisas. Durante un viaje de fin de carrera, no hay lugar para el estrés o los nervios. Así que, es el momento idóneo para empaparse un poco de esta sabiduría milenaria y rebajar un poco el frenesí al que tan acostumbrados estamos en nuestras tareas cotidianas.

Porque cada pueblo, cada país y cada persona tiene algo positivo que ofrecer a este mundo y algo que enseñar a los demás. ¡Aprovecha para sacar el máximo partido a tu viaje de fin de carrera y vive algo único!  

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Songkran: La fiesta del agua o año nuevo tailandés

May 14, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes