Cosas que nos encantan de Tailandia y de las que puedes disfrutar en tu viaje de fin de carrera

April 15, 2018

¡Y es que, Tailandia es única! Sigue leyendo y descubre por qué tu viaje de fin de carrera debería ser aquí:

 

-Comida a todas horas: seamos realistas, a todos nos encanta comer y, vida sana a parte, uno de los mayores placeres de unas viajar es poder probar cosas nuevas o simplemente darse caprichos. En Tailandia podrás comprobar que no importa la hora, siempres buen momento para comer o beber. Desde puestos callejeros a tiendas 24 horas, nunca te quedarás con hambre o sed en tu viaje de fin carrera.  

-Animales exóticos: uno de los ejemplos que nos viene a la cabeza son los monos. Y es que, si te fijas bien, podrás ver como estos simpáticos animales cuelgan de algunos cables o postes en las carreteras de zonas rurales o en núcleos urbanos pequeños como en Koh Phangan o Koh Samui. Además, en tu viaje de fin de carrera podrás disfrutar y aprender de unos gigantes muy adorables, los elefantes. Otra simpática criatura natural de Asia con la que puedes tropezarte, o más bien oír, es el gueco, un pequeño reptil cuyo canto te va a sorprender.

-cultura callejera: eso recuerda un poco a la cultura española y a las abuelas a la fresca con sus sillas en la calle durante las tardes de verano y eso mola. En Tailandia las calles de las ciudades vibran con vida. Desde puestos de comida callejera a mercadillos en los sitios más inusuales, los tailandeses hacen vida en la calle. No querrás ni pestañear para no perderte ni un solo detalle en tu viaje. Siempre hay algo interesante que observar en las ajetreadas calles de Bangkok.

-Masajes a cualquier hora y en cualquier lugar: una de las cosas más representativas de la cultura tailandesa es la salud a través del masaje. Con cientos de años que también miles de años de tradición, el masaje, entendido como salud y medicina, es uno de los símbolos más representativos de la cultura tailandesa. Pues bien, como comentábamos en el punto anterior, la cultura callejera también se extiende a los masajes, y es que son habituales los puestos de masajes en plena calle donde simplemente te puedes sentar y relajarte con una sesión de cuidados para tus piernas, espalda y cabeza, suena bien ¿verdad?  

-Mercadillos por todas partes: como no podía ser de otra forma, en un pueblo que se relaciona y vive tanto la cultura de la calle, no podían faltar mercadillos de todo tipo, comida, ropa, artesanía, tejidos, hay de todo, ¡para todos los gustos y bolsillos! ¿Una especia exótica que ni sabías qué existía?, ¿ropa étnica pero también moderna? arte, joyas, souvernirs, o helados y bebidas refrescantes hechas a base de frutas tropicales... Vas a encontrar todo y más.

-tuktuks: casi un símbolo nacional, los tuktuks son una forma más que divertida de conocer Bangkok. En nuestros viajes podrás disfrutar de un paseo muy movidito por la zona antigua de la capital. Pique asegurado entre tus compañeros de carrera por ver qué tuktutk llega primero.

-descalzarse: parece algo simple pero hay algo bello y muy humilde en este sencillo acto que te hace sentirte más relajado, más presente en el momento y más pequeño (en el buen sentido). En Tailandia, al igual que en otros países asiáticos, es habitual descalzarse para entrar en algunos sitios, además de en los templos donde es la norma. Tradicionalmente era habitual descalzarse para entrar a tiendas y establecimientos, así como en las casas.

-el ritmo de vida relajado: quizás por influencia del clima tropical y por la filosofía budista, la cultura tailandesa y su modo de vida van a su propio ritmo. No desesperes y no consultes horarios, ¡en tu viaje de fin de carrera has venido a disfrutar!

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Songkran: La fiesta del agua o año nuevo tailandés

May 14, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes