Elefantes en Tailandia: qué debes saber

June 12, 2018

Seguro que una de las cosas que primero os viene a la mente cuando pensáis en un viaje de fin de carrera a Tailandia son los elefantes. Estos maravillosos seres son todo un figura nacional, que en la actualidad siguen tristemente sufriendo a manos del hombre. La entrada de hoy la dedicamos a estos grandullones con mucho cariño y respeto. Si quieres conocer un poco sobre la situación y cómo puedes poner tu granito de arena para contribuir a mejorar un poco las cosas, ¡sigue leyendo!  

 

Empezamos con un poco de historia. Los paquidermos en el país de las sonrisas tienen una larga tradición e historia y es que al igual que la imagen del toro se asocia rápidamente con España, sucede lo mismo con Tailandia. Una muestra de ello es que hasta 1917, la bandera siamesa tenía un gran elefante blanco en el centro. Este, por cierto, es considerado como un ser sagrado en el budismo y además, es el símbolo de la monarquía. Tradicionalmente se han utilizado como medio de transporte para mercancías pesadas, tareas en agricultura y construcción e incluso en las guerras.   

 

Por tanto, se puede pensar que es un animal ya domesticado pero nada más lejos de la realidad. Para empezar, está el factor físico, y es que, a pesar de su aspecto robusto y sus grandes dimensiones, estos gigantes no aguantan grandes toneladas sobre sus esqueletos. Para hacernos una idea, en proporción, una hormiga es mucho más fuerte y resistente. Aunque está claro que maltratar a cualquier animal no tiene justificación, el caso de los elefantes resulta especialmente cruel ya que son muy sociales y altamente sensibles. Su sistema emocional y afectivo está altamente desarrollado, por no decir que sienten y padecen como cualquier persona. Así, el cruel proceso por el que se separa a un bebé de su madre y se le “educa” a base de maltratos físicos se traduce literalmente como “romper el alma”.  

 

Entonces, ¿qué podéis hacer como individuales durante vuestro viaje universitario? La respuesta es sencilla, evitar cualquier lugar que ofrezca montar a elefantes o del que se tenga una ligera sospecha e informar a amigos y familiares que vayan a visitar el país. En KohTravels nos oponemos al maltrato y trabajamos duro para comprobar que los lugares que incluimos ofrecen unas condiciones dignas a estos grandes amigos.   

 

Porque un viaje de carrera puede ser divertido, loco pero también sostenible. Educación y sensibilidad, ¡y a disfrutar!  

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Songkran: La fiesta del agua o año nuevo tailandés

May 14, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes