Visitando Koh Samui: un paraíso en el golfo

May 31, 2018

¿Te  gustaría visitar un lugar paradisiaco en tu viaje de fin de carrera? ¡Koh Samui es la respuesta!   

Si quieres saber más de este paraíso, sigue leyendo.

 

La hermana grande de las islas del golfo de Tailandia enamora con sus paisajes sacados de una postal, su ocio nocturno y su cultura local. Situada al sur de Koh Phangan y Koh Tao, es la pionera en cuanto a turismo se refiere. Desde hace décadas, recibe a visitantes todos los años, atraídos por el buen tiempo y sus muchos atractivos. A diferencia del ambiente bohemio de Phangan, la isla se ha centrado más en un turismo de lujo, familiar y de fiesta.

 

La popular área de Chaweng alberga resorts a pie de playa, palmeras, cantidad de restaurantes, spas y centros de masajes y una zona de fiesta con perfil joven y buena música. La marcha empieza por la tarde en el hotel con su macroescenario y pool party. Tomar una deliciosa bebida servida en un coco mientras se baila bien fresquito en la piscina suena a planazo.  

 

Pero tranquilos, sabemos que un viaje de fin de carrera perfecto no solo consiste en sol y noches locas, y es que Samui ofrece mucho más. Como todo el país, su flora y fauna exuberante con sus selvas tropicales llenan los sentidos con sus colores, su olor a naturaleza y los sonidos de aves y geckos. Una buena manera de explorar los alrededores es hacer una excursión en 4 por 4, a todo gas. Descubriréis rincones de ensueño apartados e increíbles como el conocido como Magic Garden o el jardín secreto de Buddha, con sus enigmáticas figuras o las impresionantes extensiones de palmeras, con tipos de verde. Descansaréis la cabeza de los ruidos de la ciudad y entraréis en contacto con vuestro lado más natural.  

 

¿Y qué hay de la fascinante cultural siamesa? Templos, santuarios y arquitectura muy llamativa son algunos de los ejemplos que encontramos. El llamado “Big Buddha” y sus vistas panorámicas en lo alto de una colina es uno de los puntos de referencia para los viajeros. Contemplar a Buddha con el mar de fondo es un momento casi mágico. Siguiendo con lugares para alucinar, el Wat Plai Laem os dejará con los ojos abiertos de par en par. Budismo a la tailandesa en estado puro: colores vibrantes majestuosidad y mucho arte.

 

Otro sitio con encanto es el “Fisherman Village”, ideal para acabar el día y reponer fuerzas antes de salir. El bulevar cuenta con restaurantes de todo el mundo en el que también hay hueco para la cocina española, para los que no pueden vivir sin unas tapas o un poco de jamón.

 

No lo dudéis más y atreveros a pasar un viaje de fin de carrera espectacular en Tailandia, ¡querréis repetir!

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Songkran: La fiesta del agua o año nuevo tailandés

May 14, 2018

1/3
Please reload

Entradas recientes